martes, 22 de junio de 2010

Fluye como la luna


No temas.

Puedes cobijarte sobre la luna

hasta que el cuerpo y la mente

pierdan densidad.

Vislumbremos que la luna

ha de ser devenir.